viernes, 4 de mayo de 2018

Renuncia a la CECh

Copio acá la carta de renuncia a la Comunidad Electroacústica de Chile (CECh), del 3/5/2018:

Estimados colegas:

He estado bastante tiempo pensando en esto (creo que más de un año). Finalmente, y no sin pena, he decidido renunciar a la CECh. Como uno de los fundadores de esta comunidad, sin duda tengo un lazo afectivo, artístico y profesional con su historia. Mi vida a lo largo de estos 17 años de membresía (considerando esta desde la producción del Primer Ciclo de Música Electroacústica de la SCD del año 2001, hoy Festival Ai-maako) ha estado impregnada de crecimiento y de trabajo en pos de lo que coloquialmente he llamado nuestra "música electroacústica criolla". Sin embargo, creo que mi actual vinculación a la CECh es desde hace  tiempo sólo nominal y por lo mismo anecdótica, debido a que estoy entregando mis energías a otros ámbitos artísticos y académicos. Quiero ser coherente con esto último. Además, estimo que los criterios que están guiando las decisiones dentro de la comunidad, están tomando un rumbo y un proceder con el que no me siento identificado.  En este sentido, creo hoy encontrarme en una posición de mayor cercanía con Mika Martini, Alejandro Albornoz, y  Federico Schumacher.

Agradezco a todos por las energías que están vertiendo en el presente y futuro de la CECh, y les deseo lo mejor en lo que viene. La reciente adjudicación del Fondo de la Música para la realización del Festival Ai-maako hace que el futuro de la comunidad se vea bien aspectado. Al igual que como lo declararon los arriba citados, no duden en contar conmigo, en la medida de  lo posible, para futuras cooperaciones o gestiones, en caso de que encuentren que esto pueda serles de utilidad.

Un gran abrazo a todos y cada uno de Uds.

José Miguel Candela

No hay comentarios: